¿Qué es la fotografía publicitaria?

¿Qué es la publicidad?

El diccionario de la Real Academia Española nos da tres acepciones para la publicidad:

1. f. Cualidad o estado de público. 

2. f. Conjunto de medios que se emplean para divulgar o extender la noticia de las cosas o de los hechos.

3. f. Divulgación de noticias o anuncios de carácter comercial para atraer a posibles compradores, espectadores, usuarios, etc.

En este artículo nos vamos a centrar en esta tercera acepción para explicar qué es la fotografía publicitaria, cuál es su finalidad y cuáles son sus características.

La publicidad es una de las estrategias que utiliza el marketing para desarrollar uno de sus elementos básicos: la promoción de un producto. El marketing se ocupa de buscar el público objetivo para un producto y conocer sus necesidades para lo que diseñará las estrategias que considere adecuadas. La publicidad buscará llegar a ese público de forma atrayente y persuasiva para incentivar la compra.

«Una fotografía de calidad, con fuerza y belleza expresiva que consiga su objetivo final, que no es otro que vender un producto.»

La fotografía en la publicidad

El uso de la fotografía en publicidad se conoce desde finales del siglo XIX, pero es a partir de 1920, tras la I Guerra Mundial cuando, gracias al crecimiento económico, se desarrolla la industria publicitaria y, de su mano, la fotografía comercial.  A día de hoy, la fotografía sigue siendo el medio dominante en la publicidad. 

Aunque algunos puedan confundirlas, la fotografía publicitaria es algo más que una fotografía de producto. En esta última, el fotógrafo muestra el producto de forma concreta, aislada de su entorno y generalmente sobre fondo de color neutro. Podemos decir que en este caso se presenta la realidad.

En la fotografía publicitaria el fotógrafo se convierte en creador, destacando los aspectos que le interesen del producto, construyendo alrededor una atmósfera o entorno que lo realce para que sea atractivo a los ojos del espectador, jugando con texturas, colores y formas, trabajando con las reglas de la composición, incluso creando metáforas visuales que apelen a los sentidos y a las emociones; el fotógrafo crea la escena como un director de cine. En este caso se trata de hacer el producto atractivo y que destaque sobre sus competidores. 

Cuando una empresa prepara una campaña de marketing se reunirá con la agencia de publicidad y le transmitirá sus deseos. Ambas partes decidirán una estrategia y establecerán las ideas o valores que quieran transmitir del producto y el público a quien van a dirigirse. El fotógrafo publicitario tendrá que bajar a la realidad las ideas del cliente y de la agencia para hacerlas posibles y lograr un resultado que cumpla sus deseos. 

En definitiva, para conseguir sus objetivos, la fotografía publicitaria debe:

  • Captar la atención del espectador y quedarse en su  memoria
  • Comunicar la idea que desea el anunciante
  • Alentar a la compra, que es el objetivo final de la publicidad.

Tipos de fotografía publicitaria 

Podemos establecer cinco tipos de fotografía publicitaria: fotografía de moda, fotografía  corporativa, fotografía de producto, fotografía gastronómica y fotografía de estilo de vida o lifestyle.

  • Fotografía de moda

Muestran prendas de vestir y complementos como perfumes, cosméticos o joyas, generalmente con modelos en movimiento y en escenarios o ambientes que destaquen las prendas para publicarse en anuncios publicitarios y revistas especializadas.

  • Fotografía corporativa

La fotografía publicitaria corporativa se centra más en la empresa que en el producto. Busca potenciar la imagen de marca y los valores de la empresa, presentar aspectos positivos que generen fidelidad. Puede mostrar diferentes elementos corporativos, como las instalaciones, personal directivo, empleados en su puesto de trabajo o procesos de elaboración y los productos o servicios pueden aparecer, pero de forma secundaria.

  • Fotografía de producto

Come hemos dicho antes, la fotografía publicitaria de producto va más allá de mostrar el producto de forma aislada; se trata de que la fotografía cuente una historia. En este tipo de fotografía es fundamental una composición que consiga destacar las cualidades del producto de forma fiel y hacerlo atractivo para el destinatario de modo que quiera adquirirlo. 

El estilo de cada fotógrafo se plasma en este tipo de fotografías. La paleta de colores, la  utilización de la luz y de las sombras, la disposición de los diferentes elementos de la fotografía, todo ello en apoyo de la historia que se quiere transmitir. Finalmente esa creatividad, el uso de técnicas y trucos y la edición –que es todo un arte- lograrán una imagen impactante.

  • Fotografía gastronómica 

Comparte muchas características con la fotografía de producto que ya hemos comentando, pero con algunas diferencias que nos permiten referirnos a ella como un tipo diferente de fotografía publicitaria.

En este caso el producto suele aparecer ya servido y listo para comer, mostrado con una cuidada presentación para hacerlo atractivo. Aquí hablamos de bodegones, platos elaborados, momentos de consumo, etc. Una parte importante del proceso es la preproducción y el estilismo, la elección de los elementos que nos permitan acompañar y destacar el producto, el atrezzo que se disponga y el diseño artístico. Todo ello para hacer que el resultado se muestre apetecible.

  • Fotografía Lifestyle

La fotografía de estilo de vida o lifestyle no se centra tanto en mostrar las cualidades del producto o servicio, sino que destaca una forma de vivir y sentir de las personas que aparecen en la imagen. Se busca mostrar momentos de la vida cotidiana de la gente en un ambiente divertido o de celebración, con amigos o en soledad en un momento de relajación o  de trabajo. El producto, obviamente, está presente pero como aquello que va a despertar las emociones que se muestran, de modo que quien vea esas imágenes quiera sentir lo mismo, estar allí.

En este caso contaremos con modelos, aunque en ocasiones no aparezca el rostro o se vean solo las manos, según lo que se quiera presentar. 

Este tipo de fotografías, siendo muy elaboradas, deben mostrar naturalidad y frescura, no parecer forzadas, logrando así imágenes que parezcan espontáneas, aunque detrás tengan todo un proceso de creación. Se trata de transmitir credibilidad, de que parezca que no se está haciendo publicidad del producto, sino contando la experiencia que nos va a aportar.

Conclusión

En definitiva, el tipo de fotografía publicitaria dependerá de lo que cada empresa quiera o necesite, de la idea de las campañas que vaya a poner en marcha, del perfil del público a quien se dirija y de los soportes y medios que vayan a utilizarse. El profesional de la fotografía pondrá su trabajo y su talento a disposición de los deseos de su cliente, tanto de la agencia de publicidad como de la empresa que quiera promocionar su producto, para obtener una fotografía de calidad, con fuerza y belleza expresiva que consiga su objetivo final, que no es otro que vender un producto.

Artículos relacionados

Snaps Producciones

En nuestro estudio audiovisual, cuidamos todos los detalles para que tu producto, elaboración o receta brille. Trabajamos con profesionales, marcas, agencias publicitarias y medios de comunicación, creando contenido premium de forma flexible y accesible. Nuestra sede se encuentra en Madrid, aunque ofrecemos nuestro servicio nacional e internacionalmente, desplazándonos según tus necesidades.

Hablemos sobre tu proyecto

Abrir chat
¡Háblanos de tu proyecto!
Hola 👋🏻 estamos listos para hacer brillar tus elaboraciones 📸✨ ¡cuéntanos más sobre tu proyecto!
Ir al contenido